Evidencias científicas demuestran que, el CBD para epilepsia, ayuda a reducir los síntomas que esta enfermedad produce. El cannabidiol (CBD), es una molécula extraída de la planta de cannabis y que ha demostrado resultados muy prometedores en una enfermedad tan difícil de tratar como la epilepsia. Los estudios demuestran que, tomar aceite de CBD reduce las convulsiones a la mitad en algunas personas que sufren el síndrome de Dravet o de Lennox-Gastaut.

Desde hace solo algunos años, se viene utilizando el CBD para el tratamiento de la epilepsia en personas de todas las edades, incluidos los niños, los cuales sufren mucho este tipo de ataques debido a su incomprensión de lo que les está sucediendo. Desde el momento en el que se comenzó a probar este tratamiento de aceite de CBD para epilepsia, se ha confirmado que es eficaz en la disminución de los síntomas. De hecho, ya hay farmacéuticas que trabajan en medicamentos a base de CBD para tratar epilepsias.

Epilepsia y sus tratamientos

La epilepsia es una enfermedad que afecta, aproximadamente, al 1,5% de la población mundial. De este porcentaje, al menos un tercio no responde a los tratamientos convencionales, lo que se conoce como epilepsia refractaria o resistente a tratamiento.

Los pacientes que sufren de epilepsia refractaria, han probado, para controlar las crisis, al menos entre 3 y 5 fármacos sin éxito. De estos tratamientos, se puede llegar a sufrir efectos secundarios a largo plazo que pueden llegar a agregarse como daño de la enfermedad de base. Otro de los tratamientos que se prueban para reducir las crisis son la dieta cetogénica y la estimulación vagal. Ambos con un pequeño porcentaje de éxito.

Entre los efectos adversos más comunes de medicamentos para el tratamiento de la epilepsia, como Carbamazepina, Lamotrigina y Oxcarbazepina se destacan:

  • Confusión                                      Letargia
  • Mareos                                          Pérdida de concentración
  • Pesadillas                                      Pensamientos suicidas
  • Agresión                                        Reacciones en piel
  • Dolores de cabeza                        Desórdenes menstruales
  • Anomalías visuales                       Caída del cabello

Un porcentaje significativo de pacientes con epilepsia, no obtienen una respuesta terapéutica satisfactoria en estos medicamentos. Y los efectos secundarios pueden llegar a ser incluso más molestos que los propios efectos de la enfermedad. Algunos de ellos pueden llegar a sufrir decenas de crisis diarias y en algunos de estos casos no se llega a la edad adulta. Es por ello que, el tratamiento de los síntomas, es de vital importancia para una vida longeva en estos pacientes.

Descubrimiento del CBD para epilepsia

En los años 70 y 80, se llevaron a cabo investigaciones sobre las propiedades beneficiosas del CBD. Uno de los primeros efectos comprobados y descritos del CBD fué el efecto anticonvulsivante que produce.

En la historia de la Medicina, desde antes de la era cristiana, ya es posible encontrar registros en el tratamiento de las convulsiones con el uso del cannabis, una de las formas clínicas de las crisis epilépticas. Alrededor del año 400 A.C. Hipócrates, el padre de la medicina, ya escribió en relación a casos de convulsiones, descritas como una súbita actividad eléctrica en el cerebro, que a su vez se refleja en una anormal activación de las neuronas involucradas.

En junio de 2018, la FDA aprobó el primer medicamento que contiene CBD. Esta solución oral, llamada Epidiolex , contiene 99% de CBD puro y se prescribe para tratar formas graves de epilepsia, específicamente el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut. Antes de aprobar el medicamento, la FDA realizó tres ensayos clínicos, controlados con placebo. El estudio contó con un total de 516 pacientes que tenían cualquiera de estos síntomas. Epidiolex (medicamento a base de CBD) redujo significativamente la frecuencia de las convulsiones del participante en el estudio, en comparación con el grupo placebo. Además de mejorar las convulsiones y síntomas de la epilepsia, el CBD también mejoró otros síntomas relacionados como el sueño.

Cómo ayuda el CBD con los síntomas de la epilepsia

El cuerpo humano, posee el sistema endocannabinoide, que se encarga de mantener las funciones biológicas en un estado de funcionamiento óptimo. Este sistema, cuenta con receptores cannabinoides CB1 y CB2. Los estudios basados en evidencias clínicas, sugieren que, los efectos farmacológicos de este grupo de cannabinoides (CBD) actúan sobre estos receptores, aportando las moléculas necesarias para ser activados.

El sistema endocannabinoide se comunica con varios sistemas corporales a través de los receptores CB1 y CB2 ubicados en todo el sistema nervioso central y periférico. El CBD, tiene una estructura similar a la de los endocannabinoides producidos internamente por el organismo. Por lo que, al ingerir CBD, se unen a los receptores CB1 y CB2 del organismo.

Los científicos creen que, como causa de una inflamación en las neuronas hiperexcitadas, se producen las convulsiones. El CBD interactúa principalmente con los receptores CB1 en el cerebro, mejorando el funcionamiento general del sistema endocannabinoide del paciente y reduciendo un promedio del 50% las convulsiones, pudiendo llegar incluso a eliminarlas por completo.

De los estudios científicos, se pueden extraer las siguientes conclusiones sobre el funcionamiento del CBD para regular las convulsiones:

  • Un sistema endocannabinoide que funciona mal puede ser regulado por la ingesta de CBD. Creando una función neuroprotectora.
  • La neuro excitación puede desencadenar convulsiones. El CBD tiene una función moduladora, por lo que con un correcto sistema endocannabinoide, se puede reducir la sobre excitación.
  • El CBD es antiinflamatorio. Al reducir la neuroinflamación, el CBD puede reducir la frecuencia de las convulsiones o su gravedad.

Los receptores cannabinoides están directamente relacionados con el sistema nervioso, enviando información desde las células. La deficiencia de células del sistema endocannabinoide, puede producir alteraciones en el funcionamiento del organismo. Por lo tanto, al tomar CBD (cannabinoides) se resuelve la deficiencia y ayuda a un correcto funcionamiento del organismo.

Los cannabinoides, aportan también un efecto relajante, el cual es clave para los pacientes con epilepsia. Permitiendo un mejor descanso del paciente, así como una mayor calidad de vida en su día a día.

En conclusión

Hay evidencias científicas de que el CBD ayuda con los síntomas de la epilepsia. Está probado en pacientes desde los 2 años de edad.

Sin embargo, es importante que se consulte con su médico antes de tomar CBD junto con otros medicamentos para el tratamiento de la epilepsia.