Alrededor de 100.000 personas sufren la enfermedad de Crohn en España y aproximadamente 5 millones en todo el mundo. Te contamos cómo puede ayudar el CBD para la enfermedad de Crohn.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una enfermedad que puede afectar a todo el sistema digestivo, desde la boca hasta el ano. Sin embargo, afecta con más frecuencia al íleon, intestino delgado y el comienzo del intestino grueso. Es una enfermedad crónica que causa inflamación e irritación en el tubo digestivo.

Es un tipo de enfermedad inflamatoria crónica y autoinmune, que comienza con síntomas leves y estos pueden ir empeorando. Evoluciona de modo recurrente con brotes.

El principal síntoma de la enfermedad de Crohn es la diarrea y el dolor abdominal, que se encuentra generalmente localizado en el lado derecho. Se puede acompañar de procesos febriles. Si se presenta algún punto con dificultad de paso, se producirán náuseas y vómitos.

Aunque se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Crohn, una de las hipótesis es que los síntomas se pueden agravar por una mala dieta y niveles altos de estrés. Alguna de las causas podría ser la predisposición genética y deficiencias en el sistema inmunitario.

Existen determinados factores de riesgo para desarrollar la enfermedad. Estos pueden ser: la edad, los antecedentes familiares, el tabaquismo y la toma de medicamentos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco entre otros.

¿Qué es el CBD?

El CBD es una molécula perteneciente a la planta del cáñamo. Su extracción presenta diferentes formatos y se puede encontrar en aceite de CBD, en flor o cogollo, en resina, en eliquid, en ice rock…

En cualquiera de sus variedades, se presenta en diferentes concentraciones. La concentración se mide en MG o porcentajes. Por ejemplo, en un bote de aceite de 10ml, te puedes encontrar que contiene 500mg de CBD o que, contiene un 5% de CBD.

A más alta concentración, menor cantidad se debe ingerir. La forma de saber la dosis adecuada para cada persona, va a depender del peso, la tolerancia al CBD y la dolencia a tratar. Una dosis más alta de la recomendada puede llegar a causar una leve somnolencia, fácilmente reversible.

Algunas de las propiedades del CBD comprobadas científicamente son:

  • Analgésico
  • Neuroprotector
  • Antiinflamatorio
  • Inmunomodulador
  • Reductor de la apetencia por opioides
  • Ansiolítico y Antipsicótico
  • Anticonvulsivante
  • Anti-náusea y antiemético
  • Antioxidante
  • Antitumoral

¿Cómo puede ayudar el CBD para la enfermedad de Crohn?

El CBD es una molécula perteneciente a la planta del cáñamo que, además, está presente en nuestro organismo. Se encuentra en el sistema endocannabinoide, el cual, es responsable de diferentes funciones del cuerpo humano.

Dentro del sistema endocannabinoide, se encuentran los receptores CB1 y CB2. Los CB1 interaccionan con otros receptores como los dopaminérgicos y los opioides, inhibiendo la transmisión de neurotransmisores y reduciendo así la sensación de dolor. Los CB2 se encuentra distribuidos en los tejidos periféricos del sistema nervioso, su función es la de modular los se le procesos inflamatorios e inmunitarios, disminuyendo la salida de sustancias pro-inflamatorias y pro-nociceptivas.

Por lo tanto, al activar estos dos receptores, el CBD para la enfermedad de Crohn, ayuda por diferentes motivos:

  • Reduce la sensación de dolor
  • Antiinflamatorio natural
  • Anti-náusea y antiemético

Además, ayuda a conseguir un mejor descanso y un estado de mayor relajación al consumirlo.

¿Cómo tomar CBD para la enfermedad de Crohn?

Como hemos contado anteriormente, el CBD se presenta en diferentes formatos. La forma de tomarlo, va a depender también de los gustos de la persona. Si bien es cierto que para que el organismo lo asimile con mayor rapidez, la forma más recomendada es el aceite de CBD.

Debemos hacer alguna puntualización con respecto al aceite de CBD. Desde el año 2018, la regulación en España está en una especie de “stand By” y se ha dejado de considerar suplemento alimenticio. Por este motivo, en las instrucciones de uso se indica como aceite para uso tópico. Sin embargo, en Estados Unidos, Canadá y otros países, el aceite de CBD sigue siendo un complemento alimenticio y sus instrucciones dan indicaciones para la toma sublingual. Mediante la aplicación de unas gotas bajo la lengua.

A pesar de que en España sigue sin estar regulado, son muchas las personas que toman el aceite mediante la aplicación de gotas bajo la lengua para reducir sus molestias en determinadas enfermedades crónicas.

Otra forma de consumir el CBD es con los cogollos de CBD fumados. Este método no gusta a todo el mundo pero, sin embargo, hay muchas personas que prefieren esta forma de consumo.

El eliquid de CBD también tiene muchos adeptos ya que, a diferencia de los cogollos o flores, no desprende tanto olor a “marihuana” y puedes sentir el efecto calmante y relajante de forma inmediata.

Sea cual sea el formato que escojas para tomar el CBD, ten en cuenta que, las propiedades las estás obteniendo. Únicamente, hay algunas que llegan de forma más inmediata al organismo y con otros formatos no se siente de forma tan inmediata sus efectos.

¿Necesitas más información?

En nuestra página web, puedes encontrar mucha más información a cerca del CBD, sus propiedades, como tomarlo… Te dejamos algunos enlaces que pueden ser de tu interés.

Si todavía necesitas más información, podemos ayudarte a través de teléfono, mail o en nuestra tienda física en Madrid. Estamos encantados de resolver todas las dudas que te puedan surgir.