En los últimos años, ha aumentado considerablemente el número de personas que sufren de ansiedad, lo cual ha supuesto un aumento en el consumo de ansiolíticos y antidepresivos. Sin embargo, existen alternativas naturales para combatir la ansiedad. Te respondemos a la pregunta de ¿Puede realmente el CBD aliviar la ansiedad?

Pero antes de contarte que es el CBD y cómo puede ayudar con la ansiedad, vamos a hablar un poco sobre qué es lo que produce estos estados y cómo podemos ayudarnos a mejorar los estados de ánimo. También te contaremos qué es el CBD y cómo puede el CBD aliviar la ansiedad.

Aumento de casos de ansiedad desde 2020

La pandemia ha hecho aumentar los casos de ansiedad en un 25% – 30%. Un porcentaje muy elevado teniendo en cuenta que partíamos ya de un gran número de casos de ansiedad en la población.

Hecho más grave aún si cabe, si tenemos en cuenta que el rango de edad en el que más aumentó la ansiedad oscila entre los 20 y 34 años. Personas jóvenes, con toda la vida por delante y sin motivación ni ganas de vivir.

La ansiedad es uno de los principales motivos de suicidio. El número de casos también ha aumentado desde el año 2020 directamente proporcional al aumento de casos de ansiedad. Estamos ante un gravísimo problema que afecta a gran parte de la sociedad y con muy pocas alternativas para solucionarlo.

La sanidad pública no cuenta con el suficiente número de psicólogos para atender a tan gran volumen de personas. Y las personas que no se puedan permitir pagar a uno privado, se quedan sin asistencia ante un caso de ansiedad del que es bastante difícil salir por sí mismos.

¿Cómo afecta la ansiedad a las personas?

Vivimos en una sociedad muy acelerada. En la que no tenemos casi tiempo para pararnos a pensar en nosotros mismo. Preguntarnos ¿Qué siento? ¿Que quiero? ¿Como me encuentro? ¿Que puedo hacer para estar mejor? El trabajo, los atascos, la familia, la casa… Un sin fin de obligaciones. La mayor parte de las personas, se pasan la semana contando los días para que llegue el fin de semana. y cuando llega, ¿Realmente lo aprovechan para mimarse? Probablemente la respuesta sea, No!.

No sabemos mimarnos y tener tiempo de paz para encontrarnos con nosotros mismos. El ritmo de vida, las obligaciones y el entretenimiento (televisión, teléfonos móviles…) hacen que aun cuando tenemos tiempo para nosotros, no nos mimemos. Es normal, no sabemos cómo hacerlo.

La ansiedad producida por este estilo de vida frenético, causa efectos en las personas que a su vez agravan la situación. Por ejemplo, el descanso. Una persona con ansiedad no descansa como debería, lo cual provoca que al día siguiente su estado de ánimo no sea óptimo.

Otra de las consecuencias de la ansiedad es la apatía. La falta de ganas de hacer cosas. Esto incluye el hacer cosas por uno mismo, como sentarse a meditar, a escuchar música relajante, leer un libro tranquilamente o darse un baño relajante.

Además de afectar a uno mismo, la ansiedad afecta al núcleo familiar y de personas cercanas. El estado de ánimo se contagia. Seguro que alguna vez lo has comprobado, te encuentras bien, estás contento y de pronto te encuentras con alguien que tiene el estado de ánimo opuesto. Después de estar un rato con esa persona, te sientes más bajo de ánimo. En el núcleo familiar, se puede crear un clima bastante incómodo. Si todos los días estás desanimado, las personas que se encuentra cerca de ti, se terminan contagiando de ese estado de ánimo.

¿Que puede aliviar la ansiedad?

Principalmente, el estilo de vida y hábitos son los que más pueden ayudar en un estado de ansiedad.

Hacer deporte es un hábito muy saludable para ayudar a calmar los síntomas de la ansiedad. El cerebro libera de forma natural sustancias que hacen que nos sintamos mejor. Algunos medicamentos recetados para la ansiedad, lo que hacen es aportar estas sustancias de forma artificial. Por lo que, haciendo deporte de forma regular, conseguimos que nuestro cuerpo se vaya habituando a segregarlas por si mismo.

La alimentación también interfiere mucho en los estados de ánimo. Una alimentación saludable, nos puede ayudar a mantener el organismo equilibrado. Eliminando de la dieta todos aquellos “alimentos” que nos proporcionan satisfacción inmediata y momentánea, ya que, a la larga nos aumentan ese estado de ansiedad llegando incluso a hacernos adictos a ellos.

Otro factor importante es, no ingerir alcohol. El alcohol es una sustancia depresiva. En el momento en el que se está consumiendo, al igual que los “alimentos” que no son saludables, nos proporciona un falso estado de felicidad. Sin embargo, lo que provoca después (resaca) es un estado aún más depresivo que antes de haberlo tomado.

Vivir más relajados también puede ayudar a aliviar la ansiedad. Sin embargo, puede ser complicado compaginarlo con los estilos de vida actuales. Es importante buscar momentos de desconexión, alejarse del ruido y el estrés de la ciudad y escucharse a uno mismo.

Cómo puede ayudar el CBD a aliviar la ansiedad

Primero, vamos a ver qué es el CBD. CBD son las siglas de Cannabidiol. Pertenece a la planta del cáñamo pero, a diferencia del tetrahidrocannabinol (THC), no produce efectos psicoactivos ni adicciones.

El CBD interfiere directamente en los receptores de serotonina 5HT1A. Provocando que se reduzca la ansiedad e incrementa la sensación de relajación, mejorando así el estado de ánimo y facilitando el sueño. El CBD, afecta directamente a los neurotransmisores de la sensación de miedo y al hipocampo, produciendo así que las personas con ansiedad lo experimentan en menor grado.

Algunas de las propiedades demostradas del CBD son:

  • Ansiolítico. Gracias a sus propiedades ansiolíticas lo encontramos entre los ingredientes de productos destinados a disminuir o eliminar los síntomas de la ansiedad.
  • Antiinflamatorios El CBD influye en el sistema endocannabinoide para modular los límites soportables del dolor, evitando que se envíen moléculas inflamatorias a las partes del cuerpo dañadas.
  • Analgésico. Liberando de la sensación de dolor en cualquier parte del cuerpo.
  • Antiepiléptico. El Ministerio de Sanidad español ha aprobado Epidyolex, el primer medicamento a base de CBD para las crisis epilépticas.
  • Antitumorales. Aún falta mucho por investigar pero, hay estudios prometedores que demuestran que ayuda a controlar los tumores. Además, mejora la sensación de náuseas provocada la quimioterapia.
  • Neuroprotectores. Varios estudios demuestran que el CBD ayuda a fortalecer el cerebro y protegerlo de un deterioro a medida que las personas y sus células envejecen.

Además de ayudar con el estado de ánimo mediante la segregación de serotonina, el CBD ayuda a descansar mejor. Los niveles de ansiedad se pueden ver disminuidos con un correcto descanso.

Estudios realizados del CBD para aliviar los síntomas de ansiedad

Se han realizado estudios en pacientes con trastornos de ansiedad social, de los cuales se han extraído los siguientes resultados:

  • Se ha conseguido reducir la ansiedad con dosis de 400 o 600 mg de CBD; 
  • Estas dosis reducen el deterioro cognitivo y la incomodidad asociada al habla al hablar en público.
  • Estudios de imágenes cerebrales revelaron que, la ingesta de CBD altera el flujo sanguíneo cuatro estructuras cerebrales implicadas en la ansiedad: la amígdala, el hipocampo, el hipotálamo y la corteza cingulada.

Por el momento, los estudios que se han realizado en humanos, son en pacientes con trastorno de ansiedad social. Es necesario más investigación en pacientes con otros trastornos de ansiedad y pánica. Estos datos son preliminares y se requiere más investigación.

Se han realizado estudios del CBD en animales que concluyen que, el CBD puede reducir la ansiedad, el estrés, el pánico y los comportamientos compulsivos. El CBD interfiere en el receptor de serotonina 5-HT1A. Uno de los encargados principales de los estados de paz, tranquilidad, serenidad y felicidad.

Debido a la falta de ensayos clínicos al respecto, todavía falta mucho por investigar al respecto. Sin embargo, lo cierto es que no se han encontrado efectos adversos graves en el uso del CBD para aliviar la ansiedad.

¿Cómo tomar el CBD para ansiedad?

Si bien es cierto que, en España no está regulado el uso de CBD como complemento alimenticio. En otras partes del mundo como Estados Unidos o Canada, el aceite de CBD es un complemento alimenticio que se toma de forma sublingual.

Hay que tener en cuenta la cantidad de miligramos de CBD que contiene cada uno de los productos, ya que, existen unos mínimos y máximos de MG recomendados. La cantidad va a depender del peso, el metabolismo, la tolerancia al CBD y la dolencia a tratar. Te ponemos a continuación un ejemplo de dosis mínima y máxima:

EJEMPLO

  • (Leves) Fuerza baja → 2 mg de CBD por cada 10 kg
  • (Moderados) Fuerza media → 7 mg de CBD por cada 10 kg
  • (graves o crónicos) Fuerza alta → 13 mg de CBD por cada 10 kg

La forma en la que el CBD llega de forma más eficaz al organismo, es mediante la toma de aceite de CBD. Sin embargo, existen otras opciones para tomar CBD. Puede ser a través de los cogollos o flor CBD, eliquid de CBD, resina de CBD…

Si se produce una ingesta de CBD superior a la dosis adecuada para la persona, el efecto que notará será una leve somnolencia fácilmente reversible.

¿Necesitas más información?

En nuestra página web de productos de CBD, Flor Vital, podrás encontrar más información a cerca del CBD, sus propiedades, como tomarlo… Te dejamos algunos enlaces que pueden ayudarte a ampliar esta información.

Si todavía necesitas resolver alguna duda, podemos ayudarte a través de teléfono, mail o en nuestra tienda física en Madrid. Estamos encantados de resolver todas las dudas que te puedan surgir.